El Ford Transit Custom está desarrollado sobre una plataforma derivada de la que da vida a la familia Transit. Gracias a ello se ofrece con dos diferentes longitudes de carrocería (donde la principal diferencia radica en la longitud del voladizo trasero), una corta de 4,97 metros y la larga de 5,33 metros.

Sobre esta base, cuenta con tres carrocerías diferentes, una destinada a uso industrial, denominada “Van”, otra para uso mixto “Kombi” que puede contar con hasta 9 plazas. En el caso de esta última versión, todo el vehículo está acristalado. Opcionalmente delante puede haber dos asientos, más cómodos y que reducen las plazas a ocho.

La capacidad de carga del Transit Custom oscila entre los 3 y 8,3 metros cúbicos, en función de la longitud, altura y asientos habilitados. En la gama también hay dos alturas de techo a elegir. Las puertas traseras laterales son correderas y atrás puede tener portón o puerta de doble hoja.

Gama mecánica y cajas de cambio Ford Transit Custom

La gama mecánica con la que está disponible en el mercado español el Ford Transit Custom está formada por una única mecánica diésel con una cilindrada de 2.0 litros, cuatro cilindros en línea y turbo. La potencia que entrega el bloque TDCi se organiza en tres escalones: 105, 130 y 170 CV.

La caja de cambios que puede estar asociada a esta mecánica es de dos tipos. Por una parte hay una de corte manual con seis relaciones y otra automática con el mismo número de inserciones denominada en la marca Powershift.

Equipamientos Ford Transit Custom

La gama de equipamientos del Ford Transit Custom está compuesta en el mercado español en torno a tres terminaciones. De menor a mayor dotación de seguridad, confort y tecnológica están las denominaciones: Ambiente, Trend y Sport.

De serie todas las versiones equipan ABS, ESP, ayuda al arranque en cuesta y airbag de conductor. Elementos como el control de crucero, la radio o los sensores de lluvia y luces son opcionales en los acabados más bajos y de serie según se escala en la gama.